Serpientes, escorpiones y otros seres indeseables que te puedes encontrar en un avión

|

Serpiente en avion

Existen muchos tipos de pasajeros que pueden convertir el vuelo en un infierno, pero es mucho más desagradable encontrarte con las siete plagas de Egipto cuando estás en el avión. Es más habitual de lo que parece y ha ocurrido con un gran número de especies. Serpientes, escorpiones, hormigas, cucarachas, ratones, han sido pasajeros indeseables en algún vuelo comercial. Su presencia ha provocado retrasos, cancelaciones e incluso aterrizajes de emergencia. AirHelp ha recopilado algunos de estos sucesos.


Uno de los animales más temibles que se han colado en un vuelo comercial es el escorpión, cuya picadura es venenosa y causa fuertes dolores e incluso la muerte. En un vuelo entre Los Ángeles y Portland, una pasajera fue atacada por un ejemplar de escorpión cuando el avión se desplazaba por la pista para llegar hasta el punto de despegue.


También ocurrió en un vuelo de Houston a Calgary de United Airlines, la misma semana en que la compañía fue muy criticada por expulsar a rastras a un pasajero. En este caso, el animal cayó del compartimento superior para el equipaje de mano y aterrizó en el pelo de un pasajero mientras comía en su asiento de clase business.


Las serpientes han sido protagonistas de incidentes similares, y algunos de ellos por culpa de pasajeros negligentes que cuelan a mascotas no permitidas. Algunas compañías permiten que en la cabina viajen perros, gatos y otros animales, con las convenientes medidas de seguridad. Pero una serpiente escondida en un bolso, no. Esto es lo que pasó en una ruta de Egypt Air, que tuvo que aterrizar de emergencia porque un cobra había mordido a su dueño, que había colado al animal de forma irregular en su equipaje de mano.


Plagas


Las anteriores son situaciones algo excepcionales, pero las plagas son más recurrentes. Como una de cucarachas en un vuelo de Miami a Washington. Cientos de ejemplares subían por las cortinas separadoras ante la estupefacción de los pasajeros. En aviones que realizan rutas por los trópicos pueden encontrarse cucarachas, hasta el punto de que es muy probable que la tripulación cuente con repelentes a bordo.


En el caso de los ratones, no ha llegado al punto de convertirse plaga pero sí se han encontrado algunos ejemplares en ciertos vuelos. Ocurrió por ejemplo en marzo de 2017 es un viaje de Londres a San Francisco. La presencia inesperada de este animal provocó un fuerte retraso. Hubo que comprobar que todo funcionaba a la perfección en el avión, habida cuenta de que los ratones roen todos los cables que se encuentran. Se calcula que la compañía, British Airways, pudo llegar a pagar un cuarto de millón en compensaciones a los pasajeros por el retraso.


Y cuidado con el aire acondicionado, que puede traer acompañantes un poco desagradables. A los pasajeros de un vuelo en Ciudad de México les sorprendió que al activarlo, miles de hormigas emergían de las rendijas de ventilación. Al menos no eran abejas, que en una ruta programada por Citilink Indonesia no lograron entrar en cabina pero sí infestaron un ala de avión entera. Tuvieron que acudir los bomberos a expulsarlas con agua a presión. El retraso fue de más de 90 minutos.


Puede parecer anecdótico, pero estos casos no han de tomarse a broma. Los vuelos internacionales suelen ser los culpables de la expansión de algunas enfermedades transmitidas por animales. El dengue, el zika o la malaria han atravesado oceános por culpa de los aviones. De ahí la importancia de mantener a los insectos a raya.


Comentarios

Captura de pantalla 2018 07 23 a las 13.46.50